Así es la caótica vida de 16 cachorros de Basenji con dos niños

No es fácil convivir con un cachorro, pues de todos es conocida su afición por las cortinas, los objetos delicados, y claro está, por hacer sus necesidades donde se tercie hasta que aprenda como es debido. Y ya si hablamos de dos o tres animales la cosa se complica, ¿verdad? Pues entonces sentaros, porque al ver el vídeo que acompaña el post os ibais a caer redondos. Sí, como leéis, pues en el mismo podréis ver nada más y nada menos que una familia que convive con 16 cachorros.

 

La familia en cuestión es la del usuario de Youtube “Kingwanas”, conocida en la red por su desmedida pasión por los perros de la raza Basenji; algo que si bien en cierta manera puede ser sano, llevado a estas alturas difícilmente podría, pues semejante manada requiere de unos cuidados enormes, además de costosos. Ahora bien, echando un vistazo al video podréis ver que están todos en perfecto estado y viven felices junto con los dos niños de la familia.

 

¿Tenéis una casa enorme, la posibilidad de hacer controles veterinarios a todos los perros y la capacidad de mantenerlos día tras día con todo el trabajo que ello acarrea? Entonces quizá os podríais plantear la posibilidad de imitar a estos cracks del mundo perruno. Y es que por lo visto a los niños les apasiona la idea de ser los reyes de una camada de perros. ¿Os imagináis cuando ambos crezcan? ¡Los ya adolescentes podrán tener un ejercito perruno bajo su mando! El sueño de todo aspirante a villano.

 

Ahora bien, remarco el asunto de que este tipo de casos son muy puntuales, pues debéis tener en cuenta que no sólo se trata de disponer del dinero suficiente para mantener semejante prole, sino que además hay que ser consecuente con las decisiones tomadas y poder hacerse cargo de ellos en todo momento: para sacarlos a pasear, para limpiar sus heces y darles de comer, para hacerse cargo de ellos cuando os vayáis un tiempo de casa, etc. Tener animales no es cosa de broma, y si bien con videos como éstos puede favorecerse la adopción de cachorros, también se puede potenciar la venta o incluso la posibilidad de que se encaprichen aquellos que no pueden cumplir a rajatabla lo expuesto. Tened en cuenta que una mascota no es un objeto que se pueda tomar y tirar a la mínima, pues éstas tienen una vida promedio de 15 o 17 años en la que estarán bajo nuestra responsabilidad. De ahí que me acabe planteado si el video, más allá de ser adorable, puede ser una mala influencia para muchos de los que lo vean. El tiempo lo dirá.