Un cortometraje de animación que promueve la adopción: Take me home

Quizá algún día pensaste que el perro de tus sueños era uno de alguna raza en particular. Tal vez esto sucedió porque alguna vez conociste a uno que te caía muy bien o, simplemente, porque te parecía que esa raza era especialmente bonita.

Pero, ¿sólo por ser de esa raza que tanto te gusta ese perro será el ideal para ti?

La respuesta es no o, al menos, así parece responder el animador Nair Archawattana en su cortometraje Take me home, en el cual se narra la historia de un perro que se encuentra en un refugio en espera de ser adoptado.

Sin embargo, cuando surge la oportunidad de que esto suceda, sus esperanzas están a punto de morir, pues la posible adoptante parece preferir a su vecino de jaula:

Al tener una mascota, debes protegerlo, brindarle comodidades y llevarlo al veterinario regularmente ya que este también podrá sufrir enfermedades.

Existe una enfermedad grave, incluso mortal para tu perro llamada Leishmaniosis. La Leishmaniosis Canina es una enfermedad parasitaria grave en el perro originado por un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania.

Principales Síntomas

Los principales síntomas de la Leishmaniosis Canina son:

  • Perdida de pelo: cerca de los ojos, orejas y la nariz. A diferencia de otras enfermedades esta no distingue ni entre sexos ni entre razas de perros
  • Disminución de Peso: A medida que la enfermedad va incrementándose, el perro disminuye peso pero no pierde el apetito.
  • Heridas Superficiales: Aparecen heridas en la piel, en las patas y en la cabeza, en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo.
  • Insuficiencia Renal: Cuando la enfermedad se vuelve crónica se comienza a padecer de insuficiencia renal.

La Leishmaniosis emerge principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea. Se contagia a través de un mosquito, llamado flebotomo. El riesgo de que la mascota padezca esta enfermedad se incrementa si permanece en zonas más rurales.

¿Cómo evitar el contagio de la Leishmaniosis Canina?

La enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años, se podrá disminuir el contagio de esta siempre y cuando el perro este perfectamente alimentado y no sean sometidos a estrés.

Existen varios tipos de Leishmania: Leishmania tropica, major, infantum.

La Leishmaniosis se detecta al realizar una prueba analítica mediante una muestra de sangre de tu perro.

Además, el especialista tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un gánglio linfático inflamado para detectar los parásitos.

¿Qué hacer si tu mascota fue contagiada por Leishmaniosis Canina?

El perro contagiado necesita atención veterinaria el resto de su vida.

Si se tienen sospechas de que tu mascota padece la enfermedad, se deben realizar pruebas serológicas (IFI o ELISA) para vigilar el grado de respuesta inmunitaria que el animal presenta.

La Leishmaniosis Canina, suele ser controlada anualmente por medio de unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma temprana el posible contagio. Es muy importante señalar que el tratamiento será más exitoso si se inicia en las primeras fases de la enfermedad.

Esta enfermedad canina se puede tratar, mas no curar. El tratamiento solamente elimina los síntomas pero tu perro podrá tener una recaída posterior ya que el parásito siempre estará en el perro.

Los medicamentos se aplican mediante inyecciones y el tratamiento puede perdurar varias semanas. En ocasiones los veterinarios también recetan alopurinol por vía oral.

La posibilidad de recaída del perro es muy variable y difícil de predecir.

Pero un factor determinante será la calidad de vida del perro. Se debe considerar que cuanto antes sea diagnosticada la enfermedad mayor será el control sobre esta.

Actualmente, no existen vacunas para prevenir la Leishmaniosis. Pero puedes usar repelentes. Algo que se debe destacar es que la enfermedad genera problemas oculares, la blefaritis, conjuntivitis, queratitis seca, uveitis y celulitis orbitaria; lesiones que pueden llevar a la ceguera.

Formas de prevención:

  • Aplicar repelente de mosquitos en el cuello del animal, en donde no pueda lamerse, o no dejarlo fuera de casa, durante la noche es cuando este tipo de mosquito está activo.
  • Efectuar controles sanguíneos al menos una vez al año

A diferencia de los perros, la enfermedad en otros animales suele mostrarse menos dañina, a menudo el sistema inmunológico es capaz de combatir efectivamente la infección.