Cuando veas lo que hace esta chica con los crepes, no vas a querer probar ningún otro

¿Qué tal un crepe con helado, plátano, nata y sirope de chocolate? Tiene una pinta deliciosa, ¿verdad? Pues entonces quizá deberíais echar un vistazo al vídeo que acompaña al post. Ahí podemos ver cómo en un establecimiento norteamericano de crepes llamado Unicone hacen el que probablemente sea el crepe más dulce del mundo.

 

El proceso no es muy complicado que digamos, pero a decir verdad el resultado sorprende. Lo primero de todo es colocar la masa líquida del crepe sobre la plancha, y posteriormente se le da la vuelta para que pueda dorarse por ambas partes. Una vez hecho se pasa al puesto contiguo, en el que una chica coloca de manera delicada un plátano, helado, un buen chorretón de nata y el indispensable sirope de chocolate. En ese momento se nota cómo el cliente está que no se lo cree.

 

Y toca finalizar el encargo. Para ello la chica de la mesa de las preparaciones envuelve con cuidado el crepe, pero no de la manera habitual, ¡sino como si fuera el cucurucho de un helado! Con cucharita y todo. ¿Os imagináis ir comiendo por la calle un cucurucho de crepe calentito con chocolate derretido y helado? Y ello sin olvidarnos del toque dulzón del plátano, que con la base calentita debe estar de muerte. Además hay que reconocer que el envase exterior que protege el cucurucho de crepe evita que se nos vaya deshaciendo mientras vamos por ahí, ¡todo está pensado!

 

Mirad que he podido ver crepes de lo más diversos, pero la verdad es que éste se lleva la palma. Por una parte me dan ganas de probarlo, y por otra parte el sistema más práctico no podía ser. ¿Os gustaría probarlo? Pues tendréis que ir a Seattle (EEUU), concretamente al número 600 de la quinta avenida. Por cierto, venden el producto como “auténticos crepes japoneses”. ¿Hay alguien que sepa si en el país del sol naciente hacen así este manjar? Porque si así es voy reservando el vuelo ya mismo.