10 cosas cotidianas que estabas haciendo mal todos los días y no lo sabías

Hay ocasiones en las que damos por hecho que sabemos dar solución a todos los pequeños problemas que nos encontramos en el día a día, o mismamente que sabemos perfectamente cómo manejar los útiles o alimentos más frecuentes con los que nos podemos cruzar. Pero, ¿estamos seguros de ello? Pues yo no lo estaría tanto, la verdad, ya que tras ver el vídeo que acompaña al post se me ha quedado cara de “vale, soy bobo”. En esta ocasión los chicos de “HackingLife” nos han sorprendido en YouTube con un video un tanto peculiar en el que nos muestran qué cosas solemos hacer mal por regla general y cómo deberían hacerse.

Por ejemplo, ¿nunca os ha pasado que estéis tratando de abrir la rosca de un bote y veáis cómo ésta se resiste más de lo que vuestra mano puede dar de si? Es una situación un poco desesperante, más aún si estamos cocinando y tenemos las manos húmedas o pringosas con algún aceite o similar. Pues bien, para abrir la tapa de un bote no hay que estar muy fuerte, simplemente habrá que colocar un elemento que haga palanca en la junta, y en un momento y sin esfuerzo tendremos la tapa abierta. En el vídeo utilizan la punta de un cuchillo, pero casi mejor utilizad un tenedor o el mango de otro cubierto si es plano.


Otro caso típico: el papel de aluminio, el más empleado para guardar los bocadillos o sandwiches. A ver si divino, más de una vez os habrá pasado que al sacar el rollo y cortar un trozo con la mano se os haya rajado medio bloque. ¿Cierto? Bueno, pues resulta que el rollo no hay porqué sacarlo, ya que en los extremos de la caja suele haber dos pestañitas que se introducen en el interior del tubo de cartón a fin de fijarlo dentro del recipiente y que podamos sacar el papel sin mayor problema únicamente tirando de él. Y para cortar nada más sencillo que hacerlo con el filo cortante con puntitas que hay en la propia caja…¡si ya está todo pensado!

La verdad es que en el día a día hay muchos elementos cotidianos a los que les damos un mal uso, y que sabiendo hacerlo bien podría cambiar sustancialmente nuestro rendimiento en la cocina, lugar donde principalmente se dan este tipo de situaciones. No os perdáis el video que acompaña este post, que en él tenemos una recopilación de los 10 casos más comunes. Compártelo, con los botones de abajo si te gustó.