¿Quién rescató a quién? La historia de Xena y Jonny

Este increíble relato, grabado en vídeo cuenta la emocionante historia de Xena y Jonny.

Jonny, el hijo de Grant y Linda Hickey fue diagnosticado con autismo. Sin embargo, no fue un médico el que cambiaría sus vidas: fue una perra maltratada llamada Xena.

Xena fue maltratada, vivió sin comida ni agua durante meses en una jaula, pesaba menos de 3 Kg (sí, desgraciadamente has leído bien) cuando fue rescatada. La voluntaria que la rescató no tenía apenas esperanzas de que sobreviviera, pero no se rindió y gracias a los cuidados de una asociación logró recuperarse, por ello, le llamaron Xena: The Warrior Puppy.

Cuando la señora Hickey vio un reportaje sobre Xena en la televisión, se interesó y empezó seguir el progreso de la perrita en la página de Facebook del refugio que la cuidaba. Los Hickeys ya tenían dos perros adoptados y cuando Jonny y su familia se acercaron, Xena corrió hacia ellos como si los conociera de toda la vida. Desde ese día, Linda decidió llevar a Xena al colegio a recoger a Jonny. Ella se sentó en el regazo del pequeño…y ya no volvió a ir en otro lugar.

Pronto se dieron cuenta de los profundos cambios en su hijo, que anteriormente apenas se relacionaba con los demás y pasaba la mayor parte del tiempo solo.

Los perros son animales inteligentes y cariñosos que disfrutan con la compañía humana y no necesitan hablar para transmitir su afecto, no juzgan a las personas y no requieren un nivel de comunicación exigente.

A partir de ahora, el niño ya no es un ser dependiente, y se convierte en alguien importante para otro ser que depende de él (en este caso el perro). Los niños desarrollan interacciones con el animal, comprensión de algunas manifestaciones del estado de ánimo del perro, como mover la cola cuando está contento, señales de afecto e incluso acciones como ponerle el collar para poder sacarle a pasear. Afloran en ellos emociones positivas, como la sonrisa e incluso la risa.

xena-who-rescue-who

Terapias con perros para niños autistas en España

Los perros ayudan a los niños autistas, señalan los estudios. En España hay asociaciones y centros que se han especializado en ello. A continuación os dejo algunas direcciones de interés: