Kurzweil, el futuro que viene

Raymond Kurzweil, director de ingeniería en Google, fundador de la Singularity University en el MIT y líder en la investigación de la AI (inteligencia artificial), acertó de pleno en sus anteriores predicciones, razón por la que tiene 20 doctorados Honoris Causa.

Estas son algunas de sus predicciones más fascinantes para las próximas décadas:

2021 – 2030

  • Un ordenador de $1.000 será 1.000 veces más potente que el cerebro humano.
  • El WiFi cubrirá el 85% de la superficie de la Tierra.
  • Los cables que conectan nuestros dispositivos habrán desaparecido casi completamente.
  • Los nanobots serán más inteligentes que la tecnología médica actual y podrán erradicar varias enfermedades.
  • El Test de Turing (la famosa prueba para distinguir entre una máquina y un ser humano) comienza a ser superada por la inteligencia artificial.
  • Los vehículos autónomos comenzarán a tomar las calles y no se permitirá a personas conducir en autopistas (carreteras inteligentes con sensores activos de control, principalmente para viajes de larga distancia). Las carreteras locales, serán aún convencionales.

2031 – 2040

  • La realidad virtual es 100% real y seremos capaces de subir nuestro cerebro y/o conciencia a la nube antes del 2040.
  • Seremos capaces de introducir nanobots en cerebros humanos vivos, extraer las memorias de la gente que ha fallecido y crear un avatar realista en un entorno virtual o realidad aumentada. Cuando interactuemos con el avatar, habrá pasado automáticamente un Test de Turing, lo que significa que nuestra memoria no podrá distinguirlo del verdadero.
  • La tecnología espacial será capaz de proteger a la Tierra de agentes externos como asteroides o meteoritos.
  • Empieza la creación de la versión 3.0 del cuerpo humano, o la fundición definitiva entre el hombre y la máquina.
  • Las impresoras 3D de órganos humanos se utilizarán de forma regular en hospitales.
  • Se corrigen los defectos de nuestro genoma y se crean “bebés de diseño“. La corrección de genes en el caso de enfermedades hereditarias graves es ampliamente aceptada por la sociedad, “todo el mundo quiere un niño perfecto“.
  • Se prolonga la vida del ser humano por un período mucho más longevo.

2041 – 2045

  • Inteligencia no biológica será mil millones de veces más capaz que la biológica.
  • Se podrá crear en nuestro mundo físico y a nuestra voluntad, cualquier objeto de la nada.
  • Pasaremos la mayoría de nuestro tiempo en la realidad virtual.
  • La comida es fabricada por nanomáquinas. Externamente esta comida no se diferencia de la comida natural, pero es más saludable ya que su producción se controla a nivel molecular. Esto mejora la producción de alimentos sin necesidad de preocuparse de problemas climáticos o limitaciones de recursos naturales. La carne no vendrá de la sobreexplotación ni del sacrificio de animales.

2045

  • Explosión de la inteligencia, alcanzamos la singularidad o el nuevo Año Cero. Hasta ahora, el principal limitante ha sido irónicamente la propia inteligencia humana. Los robots adquieren el suficiente nivel de inteligencia como para auto-replicarse y realizar cada vez, mejores versiones de sí mismos. Es el concepto que recoge la singularidad. A partir de ahora, el crecimiento y el avance de la inteligencia artificial vendrá determinado por la propia inteligencia de la máquina creando más máquinas, no por la del ser humano. Podrían diseñar generaciones de máquinas sucesivamente cada vez más potentes, la creación de inteligencia muy superior al control y la capacidad intelectual humana.
  • La tecnología, información y conocimiento explotan y se expanden tan rápido que es imposible intentar predecir o entender como será. Probablemente los humanos no serán aniquilados por la tecnología, más bien se fundirán con ella cada vez más.
  • Los humanos multiplicarán sus inteligencia por mil millones de veces al poder conectarse de forma inalámbrica desde el cerebro natural a un cerebro sintético en la nube. Nuestra capacidad de almacenamiento de información será ilimitada.
  • El cuerpo humano puede adoptar diversas formas. Los órganos internos son reemplazados por dispositivos cibernéticos. La humanidad alcanza la inmortalidad.

2099

  • El cerebro humano se habrá estudiado completamente por ingeniería inversa y se comprenderá todo su funcionamiento.
  • El pensamiento humano natural no tendrá ninguna ventaja sobre las mentes de las computadoras.
  • Los robots habrán alcanzado el mismo estado legal que los humanos.
  • Los humanos y los robots se mezclarán en el mundo físico y mental. Los implantes cerebrales cibernéticos permitirán a los humanos fundir sus mentes con inteligencias artificiales. Dejarán de existir distinciones claras entre humanos y robots.
  • El concepto de “esperanza de vida” se habrá convertido en irrelevante para los humanos y los robots gracias a la inmortalidad médica y las computadoras avanzadas.
  • Los humanos y animales orgánicos serán muy difíciles de ver, vivirán protegidos en reservas. Son protegidos de la exterminación. A pesar de su corta duración, limitaciones y fragilidad, estos humanos son muy respetados por la Inteligencia Artificial, por ser los creadores de los robots.
  • Se construirán ordenadores del tamaño de un planeta.

 

Iñaki Gabilondo habla sobre estas y otras interesantísimas cuestiones con José Luís Cordeiro, profesor fundador de la Singularity University.

Según Kurzweil, “muchos científicos, asumen que el proceso es lineal y no exponencial. Nuestro cerebro está programado para predecir el futuro linealmente. Por eso son tan conservadoras las predicciones de científicos que han ganado el Nobel pero no comprenden el ritmo al que avanza la tecnología“.

Si fuera un futurista en el año 1900 y dijera: “Vale, un 40% de vosotros trabajáis en granjas y un tercio en fábricas. Predigo que en el año 2012 solo un 2% de vosotros trabajaréis en granjas y un 9% en fábricas”, todo el mundo se echaría las manos a la cabeza pensando que no va a haber trabajo.

Les diría: “No os preocupéis. Vais a conseguir nuevos trabajos creando aplicaciones, sitios web, diseñando chips y analizando datos”. Nadie sabría de lo que estoy hablando.

Si te parece exagerado, valora lo siguiente: en los años 90, Kurzweil hizo 147 predicciones y 115 han sido exactas, y 12 casi exactas (con un margen de error de 1 a 2 años).

Es decir, podríamos esperar que más del 80% de estas predicciones sean una realidad.

Como dijo el matemático estadounidense, Vernon Vinge“Estamos al borde de un cambio comparable a la aparición de la vida humana en la Tierra”.

Seguramente, la Inteligencia Artificial, será el último invento de la humanidad, ya que por sí misma, será mucho más capaz en todos los campos, incluyendo la creatividad científica, la sabiduría y las habilidades sociales, que los propios cerebros humanos.