Parece un piso horrible y pequeño pero al verlo por dentro…es increíble

Hay pisos pequeños y luego está el piso de Christian Schallert, un fotógrafo austriaco de 37 años residente en Barcelona y amante de las cajas de cerillas de diseño. Nada, esto último es broma, ¿o no? La verdad es que tras ver el vídeo que acompaña este post a uno ya le entran serias dudas:

Este chico se ha hecho famosos en internet a raíz de que su pequeño apartamento en la ciudad condal tiene solamente 24 metros cuadrados y el diseño de su distribución es sorprendentemente eficiente. Alguien a quien le presentaras la idea de un apartamento de esta superficie acabaría pensando cualquier cosa menos la que realmente es. Y más aún si tenemos en cuenta a lo que estamos acostumbrados, que algo de 50 metros cuadrados ya nos parece muy pequeño.

Todas las funcionalidades de la vivienda están integradas en armarios empotrados, desde la cocina hasta las estanterías o los armarios, tres paredes explotadas al máximo en un solo espacio habitable, y lo mejor de todo, quedando espacio de sobra en medio para poder extender la amplia mesa de comedor, la cama de matrimonio o poder jugar un twist de mientras con los invitados que acaban con la boca abierta por la sorpresa.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es que el baño también está integrado en el mismo espacio, apenas a 50 centímetros de lo que es la cocina, quedando entre la ducha y el resto de la vivienda únicamente un cristal translúcido que permite que mientras os estéis limpiando “los bajos fondos” podáis ver si los espaguettis ya están en su punto o si ese día va a hacer buen tiempo en la capital catalana.

El piso, que además mantiene un aspecto moderno y cuidado (voy yo y en dos días eso parece una ratonera…), tiene dos terrazas, una de las cuales está sobre el piso en cuestión. Ahí Christian se ha montado un espacio chill out muy bien pensado y distribuido, con una panorámica de 360 grados sobre Barcelona que estremece. Eso si, a pesar de que mucho estoy hablando del chico el diseño no ha sido suyo, sino de la diseñadora y arquitecta Barbara Appolloni, una crack en lo que a distribución de espacios se refiere.

El vídeo en el que se detalla cómo es la vivienda se ha convertido en un viral, pero no se bien si está siendo masivamente visto por decoradores de interiores en busca de nuevas ideas, por simples curiosos o por amantes del Tetris. Sea como sea no es de extrañar el éxito del proyecto, llama la atención, es innovador y lo mejor de todo, es tremendamente funcional.

Un piso ideal para un estudiante o aquellos que viven solos. Ahora bien, todo esto no tiene pinta de haber sido barato, y sospechosamente no dicen nada al respecto en el video. Pero bueno, es igual, en la vida solo se vive una vez, y a ver en un piso así quién le quita a uno el placer de agarrar con la mano y sin mayor problema una cerveza fresquita mientras está sentado en “el trono”.