“El regalo” …un vídeo que hará que se te arrugue el corazón

Un impactante corto con un mensaje claro: adopta con responsabilidad. El final, te deja con un nudo en el estómago. Pero también, al menos en nuestro caso, te deja con ganas de compartirlo, de correr la voz a ver si , de ese modo, su mensaje cala bien hondo. Adopta sabiamente, y con los botones de abajo, compártelo, es importante:

Aquí os dejamos algunos puntos interesantes a tener en cuenta: una vez decidimos realizar nuestra primera adopción, la casa se llena de juegos, risas y ladridos tiernos por todos lados. La llegada de una nueva mascota requiere una predisposición, energía de nuestra parte y algunas técnicas a tener en cuenta que te contaremos a continuación:

  • El tamaño de la mascota debe ser directamente proporcional al tamaño del hogar: Es simple, si vives en un departamento pequeño no puedes adoptar un Gran Danés. Por más que lo lleves de paseo a diario, la realidad es que el perro sufrirá la falta de espacio.
  • La demanda de tiempo es mayor cuanto más pequeño de edad es la mascota: este detalle no es menor y es muy útil para aquellas personas que no disponen de mucho tiempo. La realidad es que toda mascota demandará tiempo ya sea para juegos, mimos, baños, salidas, etc. Pero es cierto que un cachorro de 45 días demandará más tiempo (sobre todo por las noches) que un perro mayor de edad. En ciertos casos, un cachorro de 45 días o menos deberá ser alimentado cada 3 horas con alimentos balanceados o preparados caseros acordes a su edad prematura. Es como tener un bebé en la casa, sólo que de cuatro patas.
  • Cartilla de vacunación: Siempre es recomendable que realices una visita con un veterinario ya que te orientará sobre el plan de vacunación. Si bien un cachorro puede traer consigo parásitos o enfermedades que son fatales para ellos, generalmente no son mortales para los humanos. No obstante es aconsejable que visites a un veterinario para despejar dudas, respetar el plan de vacunación sugerido y poder así comenzar una vida saludable.
  • No es un juguete: Una mascota no es un obsequio. Ten presente que esa mascota requerirá de tiempo, dedicación y adaptación no sólo por parte del cachorro recién llegado sino también por parte de todos los miembros de la casa. Marcará un acontecimiento inolvidable para siempre.