Salieron a rescatar a una perrita herida y abandonada. El destino les tenía una gran sorpresa:

El ser humano puede ser maravilloso, y es lo que en esta ocasión han demostrados los chicos de la organización Hope For Paws, salvando de una muerte segura a una perra y sus cachorros en una carretera de Los Ángeles (California). La historia sucedió a mediados del año pasado y desde entonces no hace más que dar saltos de una a otra parte de la red conmoviendo corazones.

Unos vecinos de una zona a las afueras de Los Ángeles dieron aviso a la ONG denunciando que una perrita de apenas 4 años, que se encontraba seriamente herida, estaba viviendo escondida en unos frondosos arbustos en los laterales de la carretera. Por lo visto el animal sólo salía de noche para conseguir algo de comida rebuscando en la basura, durante el resto del día permanecía siempre en el mismo sitio. Había un inconveniente además, y es que como os comentaba la perrita estaba herida, más concretamente en un ojo. Era tuerta, por lo que su desconfianza hacia los humanos podía ser peligrosa, quizá la razón por la que la gente de la zona no trató de acceder al escondite donde se resguardaba.

Finalmente, y tras un rato tratando de encontrar al animal, los voluntarios de Hope For Paws lograron encontrarlo y acceder hasta donde estaba, cosa nada sencilla viendo las ramas que tuvieron que cortar. Eso si, la perra, aún pudiendo haber escapado fácilmente decidió quedarse en el mismo sitio, y rápidamente descubrieron el porqué de esa peculiar actitud. Resulta que junto con ella había tres preciosos cachorros, realmente se trataba de una camada y la madre trataba de protegerlos contra viento y marea. Poco a poco, con comida, mimos, paciencia y un cordel consiguieron sacarlos de su escondite.

En el vídeo podéis ver todo el proceso de salvamento. Desde el momento en el que llegan con el coche, hasta cuando con esfuerzo tratan de encontrar a los animales, se ganan la confianza de la madre, la sacan del escondite y lo mejor, cuando descubren que dentro también está la familia:

Ahora bien, parece que es sencillo, cosa de llegar, buscar y coger el animal, pero nada más lejos de la realidad. Este tipo de actuaciones siempre representan un peligro, ya que en ocasiones es complicado llegar hasta donde están ya que se esconden; además de que cuando están heridos son muy impredecibles y no sería la primera vez que atacan a quienes pretenden ayudarles. Y eso por no hablar de que muchas veces estas actuaciones suceden en barrios que por la noche pueden ser un poco pesados.

Gracias a dios todo acabó bien, los chicos de Hope For Paws no tuvieron mayor problema y los animales fueron llevados a un refugio de la organización para ser cuidados y alimentados. En el momento de la publicación del vídeo los cachorritos estaban en pleno proceso de adopción, esperemos que hayan podido encontrar una casa donde les consientan todo lo que se merecen, ya que a fin de cuentas, una vez con nosotros siempre se convierten en uno más de la familia.