5 Trucos que os harán la vida más sencilla

Hay situaciones en el día a día que pueden llegar a ser estresantes, ya que si bien son pequeños detalles que pasan desapercibidos, en un momento dado pueden hacernos “sacar chispas”. Y de ello habla precisamente el vídeo que acompaña este post, realizado por HackingLife, una de las cuentas YouTube más recomendables de la plataforma. En el mismo nos cuentan algunas soluciones muy ingeniosas para estos pequeños escollos que nos encontramos en casa; y que además nos ayudarán a agilizar las tareas del hogar y hacerlas más eficientes.

En el mismo podemos ver cómo podemos guardar un paquete de fideos o similar de manera medianamente hermética y sin hacer uso de mayores recipientes que el paquete original y una botella de agua. Sí, una botella de agua, o para ser más exactos la boquilla. Un truco magnífico que me ha dejado con ganas de probarlo en casa la próxima vez que me ponga a hacer pasta. Básicamente consiste en cortar la boquilla de la botella de agua, y a través de ella pasar la apertura del paquete de plástico hasta que ésta quede con el paquete por dentro y sobresaliendo por el extremo. Después bastará con doblar el plástico hacia el exterior, alrededor e la boquilla, y poner el tapón. Fascinante.

Por otra parte, ¿nunca os ha pasado que hayáis echado unos cubitos de hielo al refresco o al café y el resultado haya sido un mejunje aguado cuando se han derretido? Pues también han pensado en ello y nos dan una solución bien sencilla y practica: hacer los cubitos del mismo líquido. Por ejemplo: ponemos café en una hielera y la metemos al congelador. Cogemos los cubitos y los echamos al nuevo café que queramos refrigerar rápidamente. No habrá problema en que se derritan, ya que más o menos sabrán ambos a lo mismo. Y con otras bebidas como la cocacola o incluso la cerveza de igual manera. Cubitos de cerveza…hmm.

¿Y qué me decís del teclado del ordenador? ¿Nunca os ha pasado que tras meses o años amontonando pelos, polvo y demás, más que un teclado parezca el sombrero de Indiana Jones? Pues hay una manera muy peculiar de limpiarlo. Simplemente cogemos la boquilla de un bote de salsa y la colocamos en el tubo de una aspiradora. Tendremos un método para succionar en espacios reducidos. No está mal, ¿no? Pues echad un vistazo al vídeo, que viene con más trucos. Yo de mientras seguiré pensando en mis cubitos de cerveza.